¿Qué pasa con los animales abandonados en el Jardín?

Tienda en línea
Tienda en línea
Contáctenos
Contáctenos
Whatsapp
Whatsapp
¿Qué pasa con los animales abandonados en el Jardín?
10 respuestas que nos explican por qué el Jardín Botánico no es hogar para ellos.
¿Qué pasa con los animales abandonados en el Jardín?

“Atrapé una iguana en peligro y quiero saber si puedo dejarla allí”. “Tengo una tortuga que necesita un hogar”. “En mi finca acaban de nacer unos patos hermosos y quisiera donarlos a este espacio”. “ ¿Reciben perros o gatos?” Estas son solo algunas preguntas que frecuentemente nuestros lectores nos expresan a través de las redes sociales y otros canales de comunicación, pero ¿por qué el Jardín Botánico no es una opción?

1. Comencemos por definir, ligeramente, fauna silvestre
Es el conjunto de organismos de especies animales cuyo origen y evolución se encuentran dentro del territorio nacional y n o han sido domesticados, ni han sufrido mejoramientos genéticos por el ser humano.

2. ¿Quiénes son los habitantes naturales del Jardín?

Además de plantas, con el tiempo también han llegado diferentes especies animales y otros han nacido y crecido aquí. Actualmente, nuestra fauna está representada aproximadamente por más de 130 especies de aves, que pueden observarse en diferentes épocas y periodos de tiempo, por ejemplo las guacamayas banderas.

También viven aquí iguanas, ardillas, sapos, patos, tortugas (hicotea, charapa, morrocoy), y aunque esta no es su hábitat natural, un oso perezoso y un tierno tití gris llegaron hace algunos años por desplazamientos a este espacio.  

3. ¿Ellos cómo se comportan? ¿De qué se alimentan? ¿Cómo conviven?

Nacer, crecer y reproducirse en este espacio es e l ciclo que les permite desarrollarse y adaptarse naturalmente. Hablemos de algunos de ellos:

A las ardillas es común verlas en los troncos o en el dosel de los árboles, allí se alimentan de frutas o semillas, y de vez en cuando, se acercan, sigilosamente para saludar a los curiosos visitantes.

Las iguanas están en el agua y en la tierra, caminan muy tranquilas y siempre con la cabeza arriba. Ellas se alimentan de las hojas carnosas de los árboles.

A los patos y a las tortugas los vemos con frecuencia nadando o tomando el sol en la laguna del Jardín, este es un caso especial en el que haremos nuestra siguiente parada.

4. ¿Y los habitantes de la laguna?
Es un lugar muy especial en el contexto de una ciudad como Medellín y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, donde los humedales naturales y espejos de agua, cada vez son más escasos.

La laguna Francisco José de Caldas posibilita el avistamiento de aves estacionarias o migratorias
(aves que hacen desplazamientos internos en diferentes épocas del año en el Valle de Aburrá) y se alimentan en este ecosistema antes de seguir su vuelo, entre ellas la garza solitaria.

5. ¿Debajo del agua quiénes viven?
Oscar, guppy, limia, tilapia y el pez espada, la tortuga charapa e icotea. Aquí encontramos cinco especies de peces y dos de tortugas.

Silvestres vs. Domésticos

6. ¿Por qué este lugar no es hogar para perros y gatos?
Los felinos son cazadores por instinto, a ellos les gusta las ardillas (grandes dispersoras de semillas) y las aves más pequeñas. Los perros estarían detrás de los gatos, los patos les gusta la comida de los gatos,  las iguanas intimidarían a los perros. ¿Se imaginan lo que podría pasar? El Jardín se convertiría en un campo de competencia por la sobrevivencia y la defensa del territorio, conductas que afectarían la fauna silvestre y la vegetación natural del ecosistema.

Sin embargo, algunos visitantes irresponsables han dejado animales domésticos aquí. Constantemente, trabajamos de la mano con instituciones y fundaciones que velan por el bienestar de perros y gatos abandonados.
 
7. Y los silvestres que han sido 'domesticados', ¿deberían llevarlos al Jardín?

La respuesta es no. Pero devolvámonos a la expresión: ¿silvestres que han sido domesticados? ¡¿O sea que han cortado sus alas, mutilado sus garras, modificado sus colmillos?! Cuando pasa esto, especies como guacamayas, loras, titíes y tortugas se convierten en animales dependientes que no podrán defenderse ni alimentarse con facilidad, pero esto no es lo peor. En general, los seres humanos empeoran más la situación cuando deciden prescindir de su presencia. ¿ Qué sigue? El abandono irresponsable.

8. ¿Por qué el Jardín no es una opción?
Es probable que muchas especies en cautiverio hayan sido castradas física y sicológicamente, pierden gran parte de su instinto animal y capacidad de adaptación.

Luego de soportar largos encierros, desconocen los entornos naturales. No pueden  defenderse ni alimentarse con facilidad.

Cuando son liberados en espacios abiertos, se vuelven vulnerables y se convierten en el punto blanco de depredadores, parásitos o enfermedades que los llevan rápidamente a la muerte.

Antes de ser liberada, la fauna silvestre que ha estado en cautiverio debe pasar por un proceso de evaluación, resocialización y de reintroducción a sus zonas de origen.

9. Entonces, ¿qué  hay que hacer?

Entre otras posibilidades, cerca del parqueadero del Jardín está ubicada una estación de paso de fauna silvestre del Área Metropolitana del Valle de Aburrá. Si ustedes encuentran animales en riesgo, lastimados o enfermos puede traerlos al lugar, allí se les darán los cuidados necesarios para estabilizarlos.

Recuerden que tener como mascota animales que no son domésticos es ilegal. Más información en el 385 60 00 extensiones 113, 127 y 132 o en la línea 123.

10. ¡Tenga en cuenta!

Para animales domésticos que se encuentren en situación de extremo abandono, pueden comunicarse con La Perla Centro Bienestar Animal  a través del 3420413 o 3420275 o el sitio web http://bit.ly/1URpvNw


Introducir nuevas especies (silvestres o domésticas) atentaría con el equilibrio de las poblaciones establecidas. Ellos son Actores naturales del ecosistema. 


Ver más
Aunque esta no es su hábitat natural, un oso perezoso llegó hace más de 15 años al Jardín. Es habitante del Bosque Tropical.
Aunque esta no es su hábitat natural, un oso perezoso llegó hace más de 15 años al Jardín. Es habitante del Bosque Tropical.
Son tortugas charapa. Su nombre científico, Podoenemis sp.
Son tortugas charapa. Su nombre científico, Podoenemis sp.
Su nombre científico es Saguinus leucopus, más conocido como tití gris. Podemos observarlo en cualquier rama de este lugar.
Su nombre científico es Saguinus leucopus, más conocido como tití gris. Podemos observarlo en cualquier rama de este lugar.
A los patos los vemos con frecuencia nadando o tomando el sol en la laguna del Jardín.
A los patos los vemos con frecuencia nadando o tomando el sol en la laguna del Jardín.
Se adapta bien en diferentes hábitats. Es el carpintero más común en la zona urbana del área metropolitana.
Se adapta bien en diferentes hábitats. Es el carpintero más común en la zona urbana del área metropolitana.
Ardilla común. Las vemos en los troncos o en el dosel de los árboles, donde se alimentan de frutas o semillas.
Ardilla común. Las vemos en los troncos o en el dosel de los árboles, donde se alimentan de frutas o semillas.
Con su alegría saludan cada mañana en el Jardín.
Con su alegría saludan cada mañana en el Jardín.
Las iguanas están en el agua y en la tierra. Ellas se alimentan de las hojas carnosas de los árboles.
Las iguanas están en el agua y en la tierra. Ellas se alimentan de las hojas carnosas de los árboles.

Calificación:
Nombre:
Email:



Juan de los Ríos
Creo que se debe fomentar, el compartir con los animales en sus hábitat naturales y no tenerlos como mascotas.
Muchas personas consiguen animales porque les parecen lindos, exóticos o por moda, y no tienen en cuenta la gran responsabilidad que ello conlleva.
A parte de perros y gatos no considero adecuada otra especie animal para mascota, y eso que si se tienen el espacio y condiciones ideales para que ellos y sus cuidadores convivan correctamente.
1 Nov 15
4 años 10 meses 29 días 11 horas 42 minutos

Aurora Ortegón
Muy clara e importante la información.
Estos procesos educativos nos permiten avanzar en conocimientos y creación de actitudes sanas con la naturaleza y por consiguiente con nuestra propia vida.
cordial saludo
31 Oct 15
4 años 11 meses 9 horas 28 minutos

Suscríbete para recibir buenas noticias del jardín

Autorizo recibir información al mail