Zamias: las hermosas perseguidas

Tienda en línea
Tienda en línea
Contáctenos
Contáctenos
Whatsapp
Whatsapp
Zamias: las hermosas perseguidas
En el mes de las zamias, hacemos un sencillo recorrido por su evolución, taxonomía, características y algunas anotaciones que, seguramente, no conocias.
Estos antiguos seres botánicos, desde hace más de 30 años, hacen parte de la colección de plantas prehistóricas, aquí en el Jardín Botánico de Medellín.

Zamias. Las hermosas perseguidas

Un dinosaurio vegetal compuesto por varios brazos o a veces solo hojas extendidas en forma de corona hacia afuera, que tiene un cono con semillas desnudas que resalta por su forma abultada; testigo directo de la separación de los continentes y ancestral compañera de dinosaurios y de los reptiles más antiguos del planeta.

Las Cícadas, plantas catalogadas por científicos como fósiles vivientes, ya cuentan con una renovada colección en nuestro Jardín de Plantas Prehistóricas.

Zamias. Las hermosas perseguidas

La muestra se compone de más de 200 individuos de los géneros Cycas, Dioon y Zamia de la gran familia gimnosperma de las Cicadáceas; su aparición en el panorama botánico radica desde hace más de 200 millones de años, cuya expansión por el planeta se dio en la era Mesozoica, durante el Jurásico, hace cerca de 150 millones de años.

Nuestra colección es considerada como la de mayor diversidad de especies de zamias nativas de Colombia, que se encuentran fuera de su entorno natural.  Esta información contrasta con el hecho de que en Colombia más del 50% de estas especies se encuentran en alguna categoría de amenaza a consecuencia de la transformación del hábitat y de la intensa persecución que se ha dado alrededor de algunas de ellas.

Zamias. Las hermosas perseguidas

De las Cicadáceas, en Colombia solo crecen de forma silvestre 23 especies del género Zamia; el cual es típico del Neotrópico (zona conformada por la parte baja de Norteamérica, Centroamérica y el norte de Suramérica).

“Empezando los años ochenta nos llegaron unas donaciones de plantas de la familia Cicadáceas provenientes de Norteamérica y Centroamérica, de ahí fue que se nos despertó el interés por estudiar a fondo y conservar las zamias nativas de Colombia”, comenta Álvaro Cogollo, investigador senior del Jardín Botánico.

Las zamias son plantas dioicas, es decir, producen los conos masculinos y femeninos en individuos separados ; cuentan con una particularidad en su acto reproductivo, ya que a veces pueden tener procesos separados y desincronizados de fertilidad, es decir, cuando el macho esta fértil puede ocurrir que no es el momento de la hembra y viceversa, ésto como estrategia natural para no saturar a sus polinizadores específicos, que para este caso serían pequeños insectos del orden Coleoptera (escarabajos).

Zamias. Las hermosas perseguidas

En condiciones ex situ (fuera de su hábitat natural), la polinización  se puede realizar de forma manual por el hombre.

“Nosotros nos interesamos por una especie en particular, que se consideraba casi extinta, hablo de la Zamia wallisii, ya que los últimos registros de ella datan de hace más de 100 años (…) Por otro lado las zamias son muy perseguida por coleccionistas debido a su rareza y esto hace que los individuos, con los que cuenta la colección, sean de suma importancia y cuidado”, manifiesta Cogollo.

Pronto abriremos nuestro Jardín de Plantas Prehistóricas al público en general; con visitas guiadas se pretende dar a conocer las historias y características de una de las rarezas botánicas más representativas de nuestra flora colombiana.
Ver más

Calificación:
Nombre:
Email:



Suscríbete para recibir buenas noticias del jardín

Autorizo recibir información al mail